Vivir solos – La soltería es felicidad

Este artículo es parte de la serie que destaca el informe “Las 10 principales tendencias globales de consumo para 2019” de Euromonitor International.

Las generaciones mayores están redefiniendo la tendencia de vivir solos. A nivel global, el número de hogares unipersonales crecerá más que todas las demás configuraciones de hogares. Las personas en todo el mundo están revirtiendo el estigma de vivir solos, abrazando estilos de vida independientes y disfrutando el Vivir solos.

Este grupo de adultos mayores (típicamente mayores de 50) normalmente es más acaudalado y aunque algunos han estado solteros toda su vida, muchos son divorciados o viudos y pueden tener hijosadultos. Aunque los baby boomers son conocidos por la alta tasa de divorcios, generaciones más jóvenes rechazan el matrimonio y la convivencia.

Sin dar el sí

Los baby boomers han demostrado niveles sin precedentes de divorcio y muchos de los divorcios recientes entre esta generación involucran segundos o terceros matrimonios. Las altas tasas de divorcio en todo el mundo siempre han sido un indicador importante de la vida en solitario, pero un creciente número de individuos está decidiendo evitar el matrimonio.

Se estima que para el año 2030 el número de hogares unipersonales aumentará alrededor de 120 millones, un aumento del 30% con respecto al 2018. Las personas más jóvenes están retrasando o evitando el matrimonio para enfocarse en sus carreras o para dar prioridad al desarrollo personal, la educación o para viajar. La mayor prevalencia de la vida en soltería, especialmente para aquellos que se encuentran o ya pasaron su época para empezar una familia, está dejando marcas en la estigmatización de vivir solo en los últimos años y apoyando la hipótesis de que escoger vivir en soltería puede llevar a una vida más saludable y plena.

Los consumidores que viven solos son sensibles y orgullosos

Los consumidores que viven solos están menos dispuestos a pagar por productos que consideran “durables”, “de alta calidad”, “de moda” o “naturales”. La conveniencia y accesibilidad es lo principal en sus mentes. Es más probable que los consumidores que viven solos prioricen la seguridad financiera, ya que soportar el costo completo de la vivienda y servicios no solo altera su presupuesto general, sino sus opciones de consumo. Los productos y servicios que ayudan a estos consumidores a celebrar sus estilos de vida orgullosamente independientes tendrán éxito en capturar a este creciente segmento de mercado.

Las empresas pueden seguir ignorando a los hogares unipersonales porque creen que son individuos diversos dentro de grupos más grandes, pero los consumidores de la tendencia Vivir solos están cambiando ese cálculo. Estos consumidores son más conscientes con su presupuesto, quizá dada la desproporcionada parte de sus ingresos que debe dedicar a vivienda y a menudo buscan experiencias que repliquen la compañía, ya sea adoptando una mascota o viajando en grupos. Las marcas tienen un largo camino que recorrer para caminar a su lado a medida que desarrollan sus estilos de vida independientes.

Para aprender más sobre esta tendencia, descarga el informe “Las 10 principales tendencias globales de consumo para 2019“.