¡Puedo cuidar de mí mismo! La búsqueda del autocuidado

El enfoque de esta tendencia son las medidas preventivas contra la enfermedad, infelicidad e incomodidad que las personas pueden tomar sin tener que consultar con un profesional.

Formas de restricción personalizada o un “despeje” autoimpuesto de la propia vida, ya sea relacionado con la alimentación, casa o vestuario, que lleva a la versatilidad y en teoría a una mayor oferta, son sus principales características.

Los consumidores hacen uso de aplicaciones y servicios de personalización para crear un producto únicamente para ellos, de manera que en último caso pueden ser más autosuficientes sin necesidad de participar en interminables actividades de marketing o en redes sociales.

Los productos publicitarios dejan a los consumidores ansiosos por una simplicidad autosuficiente

El control e influencia que tienen las redes sociales sobre el comportamiento del consumidor son la clave de todo lo que los gerentes de marca y especialistas en marketing aspiran a crear: el impulso publicitario.

Los productos con impulso publicitario existen en todas las industrias de consumo, pero son particularmente frecuentes en los bienes de lujo, alimentos y nutrición, belleza y moda y más recientemente en las certificaciones éticas.

Con tantas opciones y declaraciones con respecto a la promesa de cambiar sus vidas, cada vez más consumidores desean tomar control de su bienestar, cortar con el ruido y dejar de depender tanto de las marcas. Se supone que los productos deben ayudar y facilitar el bienestar, no dificultarlo.

Un enfoque global en el consumismo consciente, las preocupaciones ambientales y el alejamiento de los químicos hacia productos más naturales está impulsando a las personas a ser más conscientes con respecto a lo que consumen y cómo lo consumen.

El aumento de las redes sociales y su infiltración en todo aspecto de la vida de los consumidores modernos también ha puesto en perspectiva la proporción en la cual nos apoyamos en dispositivos, marcas y empresas para sobrevivir.

Los alimentos con etiquetas “libre de” aún son la categoría de más rápido crecimiento en alimentos envasados, pero aplicaciones como Spoon Guru ofrecen a los consumidores una forma de diseñar su dieta sin tener que apoyarse en marcas de supermercados.

Los consumidores priorizan la salud, felicidad y simplicidad y gastarán más para conseguirlas

La tendencia puedo cuidarme a mí mismo es una forma de autocuidado; sin embargo, en lugar de atenerse a la misma retórica de que debemos cuidar de nosotros mismos, esta tendencia enfatiza que podemos cuidarnos a nosotros mismos si contamos con el equipo correcto para hacerlo.

Las personas están buscando formas de simplificar sus vidas. Sin embargo, el desplazamiento global hacia la sostenibilidad indica que las compras se moralizan cada vez más.

Los consumidores que desean cuidarse a sí mismos compran de manera más sostenible y su consumismo ético se ha convertido en una forma de autocuidado.

Para conocer más sobre el comportamiento de los consumidores y cómo impacta múltiple mercados a nivel global, descarga Las 10 Tendencias del Consumidor Global 2019.